Clausura 2017: Peñarol Vs Fenix

  Vs.

C.A. Peñarol – C.A. Fénix

Sábado 7 de octubre de 2017
Torneo Clausura 2017
Anuncios
Clausura 2017: Peñarol Vs Fenix

El 2018 es con Peñarol sin Damiani

En tres décadas la realidad le ha presentado a nuestros ojos situaciones de una diversidad florida. Hemos sabido encontrarnos con profundas alegrías y sinsabores duraderos, con equipos dignos y vergonzosos, con profesionales íntegros y Carlos Buenos; lo que todavía tenemos que aprender muchos de nosotros es a dejar de asociar un solo apellido a un sillón: “El 2015 es con Peñarol sin Damiani” nos dijo una vez el Presidente, parece que aquello tardó un poco más en llegar.

La oportunidad de alterar el statu quo y verse involucrado en una nueva forma de enfrentar la realidad, sin una figura paternalista a la que apuntar reproches, será indudablemente el hecho más relevante de los próximos meses para la institución.

En la espera del momento de la decisión van surgiendo nuevos espacios, grupos y listas, quienes simpáticamente y en nombre de la unidad diversifican las opciones, contradiciendo en su propio acto fundacional lo que establecen como esencia y aumentando hasta el ridículo la sobrevaloración de lo que resulta casi anecdótico al lado de otros valores.

Justamente esta encrucijada fertiliza el campo para que algunos directamente involucrados al ayer quieran desmarcarse y resultar impolutos a quienes definan el mañana, para que muchos relegados a las sombras aspiren a un rol protagónico, para que perfectos desconocidos empiecen a vociferar en un show que le resulta seductor a mi percepción de la vergüenza ajena y para que algunos lamebotas busquen nuevos destinatarios de sus servicios. El capítulo de las alianzas electorales promete muchas páginas, el de las desalianzas del día después está siempre garantizado, y la sobrevaloración de la unidad será tema para profundizar más adelante.

La certeza es que el Club enfrentará un nuevo tiempo. Uno en el que, quienes hoy son actores de reparto, puedan demostrarnos a quienes solo vemos una diferencia de procedimientos y una profunda adhesión a la burocracia, pero una nula distancia con el contenido de las decisiones en sí mismas, que durante todo este tiempo nos estuvimos equivocando.

Reencontrarnos con la posibilidad de sentir asombro por algo de lo que suceda vinculado a la Institución será un paso adelante, y se dará en el enero siguiente a las elecciones. Peñarol amaga por fin con entrar al Siglo XXI, eso también tardó un poco más en llegar.

El 2018 es con Peñarol sin Damiani